68.2017/10

Fanzine opaco que vibra

Einstein y Schrödinger se besan bajo un árbol

Veo los fuegos artificiales de Donostia 2016 desde una esquina alejada, mientras un mendigo recita a Lorca y unos rumanos tocan jazz en una esquina. Supongo que hay diferentes formas de interpretar esto, y que la postmodernidad exige que todas sean relativamente ciertas. Por eso me siento relativamente mal y tengo relativas nauseas. Como si todo estuviera relativamente perdido y me resultara relativamente extraño.

En el periódico un supuesto agresor ha agredido a una supuesta víctima, supuestamente su compañera sentimental, con un supuesto cuchillo.

Es relativamente indignante. Los supuestos malos tratos son, a priori, malos. Aunque claro, bueno y malo son conceptos relativos, culturales. No podemos juzgar a la ligera.

Lo más universal que hemos creado últimamente es el mando a distancia. Todo lo demás depende del punto de vista. Los gatos están, al mismo tiempo, vivos y muertos.

Es posible que, quizás, es un decir, un suponer, quién soy yo para juzgar, nos estemos yendo relativamente a la mierda.

Pages