69.2018/04

Fanzine pan y dime tonto

Cotillón X

Se acababa el año, la rosca de la tapa metálica dorada y lisa... sucia, enroñada con los restos secos, duros ya cuarteados que dificultan el cierre estanco... para que no gotee el año viejo, amargo ya... fermentado por el tiempo de sobra en un armario oscuro sin ventilar. Quedaba poco... pero nos lo queríamos beber... «a mí eso de que sobre comida no me gusta... que soy herencia de postguerra.» Alguien agarró el año... lo agitó para que los restos de épocas pasadas se mezclarán en un solo trago... la envidia fue golpeándonos colocándonos y descolocándonos como piezas de dominó en efecto dominó en un juego de dominó... compartir era una opción... descartar era otra opción... decidir era otra opción... compartíamos qué descartarímos decidir... así que devenimos... devenir es cómo merendar nunca sabes si lo harás o no, sí comerás nocilla o chorizo Pamplona... devenimos... se rompió el cristal... el receptáculo del año marchito... ahora afilado... sajándonos los brazos... las manos... los dedos de señalar... y nos marcamos la cara con nuestra sangre... como en las películas... algunos lamían la sangre de otros que goteaba por la mejilla... ¡Exagerados!...exacerbados... ¡¡¡hostia!!!... ¡¡cómo en Juego de Tronos!!!... siempre hay alguien referencial... numeral... «numeral... viva la numeración... quién no ha visto matrimonio...» dijo el Puma... y así... olvidándose... olvidándonos del dolor... barra libre de dopamina... happy hour de adrenalina... nos matamos...lxs unxs a lxs otrxs... y cuando estuvimos bien muertxs... descorchamos el año nuevo... y su espumafiestaibiza90’s nos cubrió hasta el ombligo... el ombligo que nos llegaba hasta las cejas... y las cejas que cerraban nuestros párpados... nos reímos... una masturbación parafísica coral y filantrópica... y ¡¡hala!!... cada unx pa su casa... cada mochuelo a su olivo y Dios en el de todxs... «eh!! Que yo no creo en Dios!!»... ¡Ah!... haber elegido muerte.

Pages