69.2018/04

Fanzine pan y dime tonto

Horror

Era la oscura noche de un frío día de octubre. La luna resplandecía iluminando con su tenue luz las tortuosas ramas de aquellos centenarios robles, proyectando miles de sombras huidizas y deformes.

Esa noche me hallaba solo en mi habitación, sin más compañía que un viejo libro de Lovecraft que leía a la luz de las velas, para dotar a aquellas líneas de una atmósfera acorde a ellas. Se me nublaba la visión debido al cansancio de tal suerte que parecía que las palabras acuñadas por éste cobraban vida y danzaban ante el débil fulgor las llamas. Cerré el libro y con él los ojos, sucumbiendo al sueño.

Entonces oí un ruido, un crujido más bien, parecido al quebrar de una rama. Algo rondaba afuera. Encendí todas las luces de la habitación y miré por la ventana mientras sostenía el tomo con mano temblorosa, mas no logré ver nada. Sería un pájaro, un gato quizás. Pero al darme la vuelta para volver a la cama se produjo otro ruido más fuerte y hueco. Algo se había golpeado contra la pared, debajo de la ventana. Corrí a ésta y me asomé.

Lo último que recuerdo es un frío y pútrido aliento detrás de mí. Nada más recordaré; por siempre ahora dormiré.

Pages