68.2017/10

Fanzine opaco que vibra

El jacinto inconsciente

Hoy el cementerio huele a flores.

Mucha gente de pie frente a las tumbas.
Abuelas con sus hijas.
Abuelos solos.

No se ven niños en el cementerio.
Pobres niños.
No les llevan para que no lo pasen mal.
Que no vean a los muertos.
Que no huelan las flores que acompañan a los muertos.
Que no escuchen las últimas palabras que se les dicen a los muertos.
Que no sean conscientes estos niños, estos pobres niños,
hasta que sea demasiado tarde, que ellos también algún día estarán muertos.

Que no vean a los muertos.

No ver a los muertos es olvidar a los muertos.
Olvidar a los muertos es olvidar a los vivos que una vez fueron.
Ya sabemos que pasa si olvidamos a los que una vez estuvieron vivos
y ahora están muertos.
Pasa que no nos enteramos de que estamos vivos.

Por esto me entristece no ver a niños en el cementerio.

Aunque hoy el cementerio huela a flores
y sea un poco menos pueblo este pueblo de los muertos.

Pages