68.2017/10

Fanzine opaco que vibra

El árbol de la ciencia

Yo cabalgo hacia él.

Nada me detendrá
si quiero llegar a él.

Y cabalgo,
cabalgo sobre una cascada
de mismidad y placer,
en una borrachera de conciencia,
en una lujuria violenta.

Nada de lo prohibido
lo volverá a ser
porque nos lo prohibieron
para evitarnos ser.

Todo nace de un punto
y después se condensa en él.

Cómo puede alguien engendrar
si no es.

Sobre tu deseo
he lamido el sabor de la piel
y nada me detendrá
si busco esa miel.

Cabalgo y no tendrá fin.

Y sí, soy mujer.

Pages