69.2018/04

Fanzine pan y dime tonto

Servilleta en el psiquiátrico

Dos galaxias chocan y el resultado es un cuadro abstracto. Un cuadro arde y sus cenizas dibujan un pegaso. A un caballo con alas le cortan las alas y queda un burro que muge. Un burro da vueltas en un molino, que es gigante. Un gigante llora lágrimas de piedra que son meteoritos. Una piedra contempla una carrera de nubes. Una nube se convierte en río, que no es río, que no es río. Un río acaricia la tierra de la que sale un árbol. Un árbol ríe con las cosquillas del viento. El árbol quiere ser viento, el viento quiere ser árbol. Un anciano muere y en la habitación de al lado llora un niño. Un niño cuenta las patas de una mariposa. Una mariposa esquiva un enjambre de abejas. La dama azul echa miel a su té antes de que éste se enfríe. El frío se posa en la noche que no duerme, que no duerme. El sueño es un cazador vestido de duende. Un duende ahoga las penas en un charco. Un charco crece, madura y se convierte en pantano. En el pantano los peces se reúnen en asamblea. Una asamblea decide que ya no habrá más sábados. El sábado no llovió, no llovería, no lloverá. La lluvia moja un papel arrugado. Dice un político que se acerca una crisis. Es colateral, dice otro, es colateral. Una hoja cae en un estanque, ¿es su cielo?, ¿es su cielo? El cielo se rompe en migajas que picotean cuervos dorados. Un cuervo de luto viste de riguroso blanco. El blanco es rojo, amarillo y azul. El blanco es rojo, negro y azul. Azul es la ola que persigue a otra ola. Una ola deja un collar de conchas varadas. Una concha recuerda el sabor de las magdalenas. Una magdalena se zambulle cuadrada. Un cuadrado aspira a convertirse en triángulo triste. Un triángulo suicida a dos de sus lados. Una familia de lados se traslada a otra ciudad. Las ciudades son sordas a las llamadas de otras ciudades. No oyen, no oyen. En el oído habitan pequeñas ermitas que tañen sus campanas, que tañen sus campanas. Una campana se funde para convertirse en medalla. Funden mil medallas y hacen un cañón. Del cañón, un coche; y del coche, un avión. El hacha se hunde en el tronco. Un tronco arde en el fuego. Del fuego salgo cantando. Todo sale del fuego. Al fuego entro bailando. Todo vuelve al fuego.

Pages