69.2018/04

Fanzine pan y dime tonto

Grageas

Caminaba rápido porque no tenía a donde ir.
La lluvia es el aplauso del cielo; el trueno, su ovación.
Aquel cuerpo de mujer era el mapa de su paraíso.
Hacienda: y a doscientos quita.
Esa época de estudiante en la que se duerme por el día y se aúlla por las noches.
Pronto comprendería que era demasiado tarde.
“Conócete a ti mismo” dijo el sabio. Pero prefería conocerla a ella.
Cada paso que doy me acerca a mi Destino.

Pages